Mola Entrevista Brownlee
Mola celebra su triunfo en Hamburgo.

Mola señala a los Brownlee como sus rivales, tras ausencia de Gómez Noya

Con la baja por lesión de Javier Gómez Noya, único quíntuple campeón de la historia del triatlón y plata en los Juegos de Londres, Mario Mola se ha convertido en la principal opción de medalla de España en los de Juegos Olímpicos de Río. Más aún, tras recuperar el sábado el liderato del Mundial, con exhibición en Alemania.

Mola, subcampeón del mundo las dos pasadas temporadas y tercero en 2013, logró el sábado su cuarta victoria del año en las ‘World Series’ y ya espera la oportunidad de hacer un gran papel en Brasil, una cita a la que llega más maduro que a Londres y con más posibilidades de alzar una medalla que tendrá que pelear ante los rivales más duros.

Pregunta: En Londres fue olímpico por primera vez. ¿Qué recuerdos tiene? ¿Qué fue lo que más le impresionó?

Respuesta: Sin duda tengo un muy buen recuerdo de la experiencia olímpica. Para mí estar en Londres fue un premio al trabajo y a los resultados de los años anteriores. De muchos viajes y competiciones para intentar estar allí. Pero eso era una situación completamente diferente. Ahí todo valía, todo lo que saliera era bueno.

Ahora no quiero decir que tenga que ser malo no ganar. Pero han pasado muchos años y muchas cosas por delante y ojalá pueda aprovechar la experiencia de haber vivido un entorno de mucha gente siguiendo la carrera; y que todo en unos Juegos para ir de un sitio a otro es más lento. Aquí te mueves más rápido. En Juegos es todo más lento, más pesado. Pero ir con eso en mente, ayudará, creo.

El español, con su título de campeón en Hamburgo.
El español, con su título de campeón en Hamburgo.

P: ¿Cómo calificaría el circuito de Río?

R: Estuvimos allí el año pasado. Competimos en agosto. Es un circuito de auténtico triatlón. Con natación en aguas abiertas, pero aguas abiertas ‘de verdad’. Porque a veces (la natación) es en un pequeño estanque y ahora es mar abierto. Puede haber olas. Hay una salida desde playa, que añade siempre añade algo de incertidumbre más que saltar desde un pontón. Y, después, hay un circuito de bici que, a diferencia de el de Londres, sí va a ser muy exigente y va a hacer mella a la hora de correr a pie.

Me extrañaría ver los mejores tiempos de la historia en la carrera a pie de Río, porque el circuito es de desgaste. Y llegaremos desgastados a la carrera a pie, por haber luchado por estar delante, o lo más cerca posible. Será supervivencia pura.

P: Precisamente iba a preguntarle por Copacabana. ¿Preferiría otro tipo de agua, más tranquila? ¿O le viene mejor así?

R: No, no creo que me desfavorezca una natación con olas, porque al final también será una natación para sobrevivir. Para un nadador nato igual le vendría mejor unas aguas más tranquilas.

P: Pues como la natación es su segmento menos fuerte, le puede beneficiar, ¿no?

R: No sé si se me beneficiará, pero tampoco creo que perjudique, ni mucho menos. Salgo con la idea de hacer la natación de mi vida. O, por lo menos, una natación como la que hice en Chicago (EEUU, donde ganó el año pasado la Gran Final, por delante de Gómez Noya, que firmó ese día su quinto título Mundial). Hay que salir a por todas.

P: Alistair fue oro en Londres; Jonathan, bronce. Centran todo en los Juegos; este año han firmado ‘dobletes’ en Leeds (Inglaterra) y en Estocolmo. Y comparten estrategia. Con la baja de Javi, ¿serán los hermanos Brownlee sus principales rivales en Río?

R: Pues la historia en los últimos años dice que sí. Ellos han llevado este deporte a un nivel que no había visto antes. Sin duda, cuando ellos están en forma, compiten bien. Así que, será muy difícil ganarles en cualquier circunstancia. Y no se espera lo contrario en Río, donde serán rivales a batir y gente que irá con el objetivo claro de luchar por las medallas.

P: Por cierto, ¿cuál es su primer recuerdo olímpico, de cuando era niño?

R: Recuerdo la natación, las carreras de (el australiano Ian) Thorpe, los Juegos de Sydney (Australia, en 2000). Creo que mis primeros recuerdos son los de Sydney. Y de la natación, porque nadaba. Tenía diez años. De los de Atlanta (EEUU, en 1996), con seis, no me enteré tanto. Recuerdo la gente en Australia volviéndose loca con los éxitos de sus nadadores.

Mario Mola entra en la meta de Hamburgo.
Mario Mola entra en la meta de Hamburgo.

P: ¿Tenía ídolos, de pequeño?

R: No sé si la palabra es ídolos, pero uno siempre tiene sus referentes. En tu deporte, o fuera de él. Pero casi me he fijado siempre más en la persona que en las gestas, porque al fin y al cabo no dejamos de ser personas normales. Por muy bien que se nos dé hacer algo en concreto. La verdad es que nunca he sido muy idólatra. Pero claro que me han gustado deportistas que he seguido.

P: ¿En Río podrá ver otros deportes? ¿Le dará tiempo?

R: Nosotros competimos el 18 y quedarán un par de días aún. Y está la Ceremonia de Clausura. Algo intentaremos ver. Aunque Carol (Routier, su novia, que también será olímpica en Río) estará preparando su carrera. Y estaré intentando ayudarla en la medida de lo posible en aquello que necesite.

P: ¿Le dio tiempo a ver algo en los de Londres?

En Londres pudimos ver cosas. No tuvimos la suerte de entrar en el estadio de atletismo, que es algo que me gustaría hacer en este caso, porque en Londres no pudimos. Vimos algo de hockey, saltos de trampolín. Vimos lo que pudimos cerca de la Villa, de la zona en la que estábamos. Pero bueno, vivir el ambiente olímpico después de haber competido es algo que merece la pena haber vivido, también.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

mola triatlón hamburgo

Mario Mola se impone en el Triatlón de Hamburgo, con Alarza tercero

Mario Mola ha reaparecido con victoria, otra más esta temporada, esta vez en el Triatlón de Hamburgo, dentro del Mundial de la especialidad, y donde su compatriota Fernando Alarza acabó tercero.