Partido de España durante el Preolímpico de waterpolo en Trieste.

El waterpolo masculino español no podía faltar en Río 2016

El waterpolo español certificó este viernes, tras vencer a Canadá, su clasificación para los Juegos de Río 2016, algo que no podía ser de otra forma porque la relación entre el waterpolo masculino español y los Juegos Olímpicos es más que de amor, una relación sentimental a la que se ha sumado también el equipo femenino, subcampeón en Londres, e igualmente con pasaporte para la cita brasileña.

Desde Moscú 80 la selección española masculina de waterpolo no sólo no ha dejado de estar presente en una cita olímpica, sino que tiene el orgullo de poder decir que desde aquella fecha siempre ha vuelto con alguna recompensa, ya sea con una medalla o con un diploma olímpico.

En aquel verano de 1980 España no pudo regresar con el oro de Moscú, pero sí que lo hizo con una cuarta plaza que supo a gloria tras no poder asistir cuatro años antes a los Juegos de Munich.

Aparición de Estiarte

Aquella era la primera aparición de la quinta de los Manel Estiarte, con 19 años, Pedro Robert, Jorge Carmona o Toni Aguilar, y donde un sólo gol ante un Hungría (5-6), dejó a España fuera de las medallas.

Cuatro años más tarde, en Los Ángeles 84, el equipo capitaneado por Estiarte, que fue el máximo goleador del torneo al igual que en Moscú, volvía a quedarse a un escalón de la medalla.

Tras esa decepción, en Seúl 1988 se esperaba la consagración del waterpolo español, en una selección en la que ya aparecían los Jordi Sans, Jesús Rollán o Salvador Gómez que se unían al capitán Estiarte.

Una sola derrota en la fase de grupos, ante Yugoslavia, que se llevó la medalla de oro, impidió acceder a la lucha por las medallas.

Un sexto puesto, con Estiarte otra vez máximo goleador, fue el bagaje del equipo español.

Plata en Barcelona’92

Y es que la medalla no podía llegar en otro lugar que no fuera en Barcelona 92, ahí no se podía fallar. Todos estaba a favor.

Se jugaba en casa, se venía de una medalla de plata en el Mundial de Perth 1991 y se trataba de una generación con experiencia suficiente para encarar con optimismo los nervios de una fase final de unos Juegos.

Así fue, tras un torneo casi inmaculado, sin derrotas y solo un empate, en la fase de grupos, España se plantó en la final ante la potente Italia.

Los Ballart, Estiarte, Silvestre, Gómez, Sans, Oca, Pedrorol o Rollán, entre otros, no pudieron con la mayor ‘picardía’ de los transalpinos que se llevaron el oro, en una final para recordar (o no), en la que se impusieron por 9-8.

waterpolo masculino
El equipo español posa con la medalla de oro de los Juegos de Atlanta

Aquél resultado dejó un sabor agridulce en el equipo español, pero hizo que se llegara a la siguiente cita olímpica con -si cabe- más hambrientos de conquistar el oro.

Quizá esas ganas, hizo que el inicio del equipo español en los Juegos de Atlanta fuera decepcionante. Dos derrotas en la primera fase -ante Hungría y Yugoslavia– hacían presagiar lo peor.

Pero ocurrió todo lo contrario, el equipo español se sobrepuso y en la fase final del torneo, fueron dejando fuera a Estados Unidos (5-4), Hungría (7-6) y, en la final, a Croacia (7-5).

Ahora sí. Con el eterno Manel Estiarte al frente. Jesús Rollán, Josep Abarca, Sergi Pedrerol, Angel Andreo, Dani Ballart, Jordi Paya, Iván Moro, Jordi Sans, Salva Gómez, Miki Oca, Carlos Sanz y Pedro García subían a lo más alto del podio.

Vuelta al diploma

Los Juegos de Sydney 2000, con Estiarte abanderado de la delegación española, se volvió al cuarto puesto, los rusos primer en semifinales (8-7) y la antigua Yugoslavia en la lucha por el bronce (8-3) nos dejaron fuera del cajón.

Tampoco hubo suerte en Atenas 2004. Ya sin Estiarte, el equipo español firmó un sexto puesto, alejado de las medallas, al caer en cuartos de final ante Serbia y Montenegro (5-7).

Precisamente Serbia y Montenegro, cada uno ya por su cuenta, y los cuartos de final se convierten en el partido maldito para el waterpolo masculino español. En Pekín 2008 y en Londres 2012, España vuelve a decir adiós a la lucha por las medallas en esa fase.

Serbia en Pekín (9-5) y Montenegro (11-9) en Londres cerraron el camino de España hacía unas medallas, que ahora con la victoria sobre Canadá se vuelve a abrir de cara a Río 2016.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

rafa nadal anfitrion

Rafa Nadal, anfitrión de lujo en el master Rafa Nadal Tour by Mapfre

Rafa Nadal acudió como anfitrión de lujo a la entrega de premios del máster Rafa Nadal Tour by Mapfre que concluyó tras tres días de intenso tenis en la Rafa Nadal Academy by Movistar, donde se dieron cita los jóvenes tenistas clasificados en etapas previas.